Reglamento de Régimen Interior – Escuela Superior de Canto de Madrid

Reglamento de régimen interior

La Escuela Superior de Canto de Madrid (en adelante ESCM) es un centro público de Enseñanzas Artísticas Superiores de la Comunidad de Madrid, reguladas por la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (en adelante LOE), donde se imparten las enseñanzas correspondientes a la titulación superior de Música especialidad Interpretación, itinerario D-Canto, Real Decreto 631/2010, de 14 de mayo, por el que se regula el contenido básico de las enseñanzas artísticas superiores de Grado en Música establecidas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, y el Decreto 36/2011, de 2 de junio, del Consejo de Gobierno, por el que se establece el Plan de Estudios para la Comunidad de Madrid de las enseñanzas artísticas superiores de Grado en Música.

Su actividad se centra en conseguir una formación de calidad, tanto en el ámbito teórico como en el práctico, de los futuros profesionales del canto que concluyan con éxito sus estudios académicos.

La comunidad educativa está formada por profesorado, alumnado y personal no docente del centro.

Las peculiaridades docentes de la ESCM (un buen número de asignaturas, entre las que se encuentran las troncales, se imparten en clases individuales) la dotan de unas características especiales en los ámbitos de organización y convivencia que la hacen diferente a la mayoría de los centros universitarios y superiores.

El presente Reglamento tiene por objeto la regulación de la vida académica no regida por normas de rango superior, la ordenación de la convivencia y la organización de la comunidad educativa de la ESCM dentro de las características especiales que constituyen su perfil específico de enseñanza.

ÓRGANOS DE GOBIERNO DEL CENTRO Y PARTICIPACIÓN

 

Artículo 1

Los órganos de gobierno de la ESCM y sus funciones son los establecidos en la Ley Orgánica 2/2006 de 3 de mayo de Educación (Título V, Capítulo II Órganos colegiados de gobierno y de coordinación docente de los centros públicos), modificado por la Ley Orgánica 8/2013 de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa (en adelante LOMCE), Ley Orgánica 8/1985 de 3 de julio Reguladora del derecho a la Educación, Real Decreto 2732/1986 de 24 de diciembre, modificado por el Real Decreto 1815/1993 de 18 de octubre, disposiciones de inferior rango que las desarrollan o por las disposiciones que en su momento estuvieran en vigor.
Los órganos colegiados son:

  • Claustro de profesores
  • Consejo Escolar

Los órganos unipersonales son:

  • Dirección
  • Vicedirección
  • Jefatura de estudios 
  • Secretaría y/o administración  

 Otros órganos de participación que desarrollan su labor principalmente en el ámbito académico en el centro son:

  • Departamentos Didácticos
  • Otros Departamentos, cuando existan
  • Comisión de Ordenación Académica (COA)

Artículo 2.  Tutores.


1.- Sus funciones se regirán por lo dispuesto en las Instrucciones de la Dirección General de Universidades y Enseñanzas Artísticas Superiores de la Consejería de Educación vigentes en cada momento.

Artículo 3.


Todo el profesorado, alumnado y personal de administración y servicios del centro podrán participar en el gobierno del mismo a través de los órganos colegiados correspondientes citados en el artículo 1.
Los estudiantes podrán hacerlo igualmente a través de la creación de la Asociación de Estudiantes y Alumni, que dispondrán de unos estatutos adaptados en todo momento a la legislación vigente. Dichas asociaciones serán oídas por los órganos de gobierno para todas las decisiones que les afecten, y podrán establecerse convenios con estas para la realización de actividades.

DERECHOS Y DEBERES DE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA

A: PROFESORADO Y PERSONAL NO DOCENTE

Artículo 4.


El profesorado y personal no docente del centro tienen los derechos y deberes que les reconocen las leyes como profesionales de la Administración Pública.
1. Las funciones que corresponden al personal laboral con categoría de auxiliar de control e información serán, además de las genéricas que figuran en el Acuerdo Sectorial vigente para la Comunidad de Madrid, las específicas siguientes:

  • Abrir las aulas antes del inicio del horario lectivo.
  • Comprobar que están todos los pequeños elementos móviles adscritos al aula (sillas, mesas, lámparas de pie, atriles, etc.).
  • Ayudar al profesorado cuando sea necesario y durante la jornada laboral en el traslado de pequeños elementos móviles (sillas, mesas, lámparas de pie, atriles, etc.).
  • Reponer toallas de papel y papel higiénico en los baños.
  • Cerrar las aulas al finalizar la jornada lectiva.

2. El personal auxiliar de control deberá llevar el uniforme reglamentario durante toda su jornada laboral.

B: ESTUDIANTES

Artículo 5.


Los estudiantes tienen sus deberes y derechos reconocidos por el Decreto de Deberes y Derechos del alumnado (Real Decreto 732/1995 de 5 de mayo) o, en su caso, cualquier otra norma que estuviera en vigor.

Sección Primera: Adquisición de la condición de estudiante

Artículo 6.


Para adquirir la condición de estudiante de la ESCM es necesario haber superado la prueba de acceso y cumplir los requisitos que establece la Orden 2850/2010, de 21 de mayo, que desarrolla la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y el Real Decreto 1614/2009, de 26 de octubre, por el que se establece la Ordenación de las Enseñanzas Artísticas Superiores dentro del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), o la que en su momento esté en vigor, y haber completado los trámites administrativos pertinentes.
También se adquirirá la condición de estudiante en la ESCM tras la aceptación de traslado de expediente o matrícula desde otro centro educativo, siempre que esté sujeto a la normativa en vigor en cada momento.

Sección Segunda: Elección de grupos y profesorado en asignaturas individuales

Artículo 7.


1.- La elección de horarios en las clases de grupo será por riguroso orden de nota media de expediente. En el caso de estudiantes de nuevo ingreso será por el orden de la nota de las pruebas de ingreso. En las asignaturas de Concertación y Escena Lírica se tendrá asimismo en cuenta una distribución equitativa de los diferentes tipos de voces en cada grupo.


2.- El orden de matriculación en las clases individuales será el siguiente:   


a.- Estudiantes que hayan estado matriculados con tal docente el curso anterior.


b.- Que hayan estado matriculados con otro docente en cursos anteriores y que deseen cambiar. En este caso, será obligatorio el acuerdo previo entre ambos, estudiante y nuevo  docente. En un documento, proporcionado por la jefatura de estudios, deberá constar ese acuerdo, firmado por ambos docentes, como constancia oficial del cambio producido. De no ser así, se perderá la preferencia sobre estudiantes nuevos. En el caso de que el profesor o la profesora no se encuentre en la Escuela en el siguiente curso académico por jubilación, excedencia u otras causas, se establecerá un plazo de cambio de docente.
La forma de asignación será la siguiente: se elaborará una lista de peticiones de cambio, ordenada por la nota de la asignatura y curso (canto, repertorio vocal, piano aplicado). Las dos partes interesadas se entrevistarán (con la posibilidad de una clase o una audición) el día que se establezca a tal efecto en un horario coordinado por la Jefatura de Estudios. Los cambios se decidirán en reunión del Departamento afectado.


c.- Forma de asignación de estudiantes de nuevo ingreso: la asignación se realizará atendiendo al orden resultante de las pruebas de selección. Todo el profesorado de canto que tenga plazas libres deberá reservar al menos una de ellas para estudiantes de nuevo ingreso.

Artículo 8.


En el caso de las asignaturas cuya ratio sea 1:1, como es el caso de Canto, Repertorio Vocal y Piano Aplicado (y aquellas que pudieran existir en su momento), cada docente tendrá un cupo fijo de estudiantes, determinado por las horas presenciales del alumnado y los periodos lectivos del profesorado. No obstante, la Jefatura de Estudios, por necesidades del centro, podrá ampliar el cupo de estudiantes por docente de acuerdo con la normativa vigente en cada momento.

Artículo 9.


En el caso de las asignaturas colectivas con más de un docente, la Jefatura de Estudios, oído el Departamento, establecerá un cupo mínimo y máximo de estudiantes por docente que garantice la equidad y la calidad de la enseñanza. La elección y cambio de profesores se realizará conforme al procedimiento detallado en el artículo 10.

Sección Tercera: Solicitud de cambio de docente.

Artículo 10.


Si se solicita el cambio de docente de una asignatura se realizará preferentemente en la matrícula de un nuevo curso escolar.
Si se solicita el cambio en asignaturas individuales en la matrícula de un nuevo curso escolar se ajustará a lo dispuesto en el artículo 7.2.

Artículo 11.


No obstante, si se solicita el cambio de docente durante el curso, éste podrá producirse en los siguientes casos:


1.- En las clases grupales, y siempre que lo permita el cupo de las mismas, se podrán aprobar cambios por incompatibilidad de horarios con otras clases, con trabajos, etc., o cualquier otra circunstancia justificada, siempre dentro del primer trimestre del curso escolar. El cambio se solicitará en Jefatura de Estudio, quien lo comunicará a la mayor brevedad al anterior docente, que elaborará un informe. Si el cambio no permite al docente la evaluación continua, la promoción se realizará según se recoge en la Guía de la asignatura correspondiente para los casos de pérdida de evaluación continua.


2.- En las clases individuales, especialmente en Canto y Repertorio, se podrá solicitar cambio de docente de forma excepcional siempre y cuando se aporte un informe detallado de las causas, firmado por las partes implicadas.
El Departamento correspondiente estudiará la concesión del cambio solicitado siempre que no afecte al cupo del profesorado, pudiendo establecer unas pautas de trabajo colectivo entre docentes.


3.- Excepcionalmente, será posible un cambio cuando se produzca una situación reflejada en el Plan de Convivencia que así lo aconseje. Será competencia del órgano colegiado nombrado para tal fin la concesión de dicho cambio.

Sección Cuarta: Procedimientos de evaluación.

Artículo 12.


Según lo dispuesto en las Guías Docentes.

Artículo 13.


El control de asistencia a clase del alumnado corresponde al profesorado.
1.- Se considerarán faltas todas las ausencias a las clases programadas y señaladas en el sistema de gestión CODEX, independientemente de su naturaleza o justificación.


2.- El profesorado podrá exigir en todo momento al alumnado el justificante correspondiente.


3.- Tres faltas de puntualidad de más de diez minutos se considerarán como una falta de asistencia.


4.- Siempre que sea posible, las faltas serán avisadas al profesor o a la profesora con suficiente antelación.

Artículo 14.


El derecho a la evaluación continua se perderá en los casos establecidos en las Instrucciones Generales de cada curso y en las Guías Docentes y, además, cuando el estudiante se niegue a preparar el repertorio seleccionado por sus docentes, en las asignaturas de Canto y Repertorio Vocal.
La decisión de calificar o no al alumnado por evaluación continua será del profesorado de la asignatura.
Es obligación del profesorado comunicar a la persona afectada, y en Jefatura de Estudios, la pérdida de evaluación continua. Si la persona afectada no está de acuerdo, podrá dirigir una reclamación a Jefatura de Estudios que resolverá la misma, oído, en su caso, el Departamento correspondiente.
Los estudiantes que hayan perdido el derecho a la evaluación continua podrán ser evaluados mediante un examen sustitutorio, cuando esta posibilidad esté definida en la Guía Docente de la asignatura. La pérdida del derecho a la evaluación continua no implica la pérdida del derecho a asistir a clase ni del derecho a una convocatoria extraordinaria.

Sección Quinta: Publicación de calificaciones

Artículo 15.


Al finalizar el curso, cada estudiante recibirá la correspondiente notificación que acredite sus calificaciones en las asignaturas matriculadas. Esta notificación se realizará a través del sistema de gestión CODEX. Al cumplimentar su matrícula, cada estudiante recibe una contraseña personal de dicho sistema de gestión.

CAPÍTULO III: FALTAS DE DISCIPLINA

Artículo 16.


La convivencia en el centro está regulada por el DECRETO 32/2019, de 9 de abril, del Consejo de Gobierno, por el que se establece el marco regulador de la convivencia en los centros docentes de la Comunidad de Madrid. o por aquellas normas que en su momento estuvieran en vigor.
Cada docente, en su autonomía pedagógica y en pos de una buena práctica pedagógica, decidirá qué dispositivos electrónicos pueden ser utilizados en sus clases.

Artículo 17.


Las conductas que infrinjan las normas de convivencia del centro serán consideradas faltas de disciplina y serán clasificadas en leves, graves y muy graves.

Artículo 18.


Serán consideradas faltas leves las siguientes:


Se calificará como falta leve cualquier infracción de las normas de convivencia establecidas en el plan de convivencia, cuando, por su entidad, no llegará a tener la consideración de falta grave ni de muy grave.


Y con carácter general las siguientes:


- Incumplimiento de los plazos en la devolución del material prestado en biblioteca.


- Fumar dentro del centro.

Artículo 19.


Serán consideradas faltas graves las siguientes:


a) Las faltas reiteradas de puntualidad o de asistencia a clase que, a juicio del profesorado, no estén justificadas.


b) Las conductas que impidan o dificulten el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber del estudio a estudiantes del centro.


c) Los actos de incorrección o desconsideración con compañeros y compañeras u otros miembros de la comunidad escolar.


d) Los actos de indisciplina y los que perturben el desarrollo normal de las actividades del centro.


e) Los daños causados en las instalaciones o el material del centro.


f) La sustracción, daño u ocultación de los bienes o pertenencias de los miembros de la comunidad educativa.


g) La incitación a la comisión de una falta grave contraria a las normas de convivencia.


h) La participación en riñas mutuamente aceptadas.


i) La alteración grave e intencionada del normal desarrollo de la actividad escolar que no constituya falta muy grave, según el presente decreto.


j) La reiteración en el mismo trimestre de dos o más faltas leves.


k) Los actos que impidan la correcta evaluación del aprendizaje por parte del profesorado o falseen los resultados académicos.


l) La omisión del deber de comunicar al personal del centro las situaciones de acoso o que puedan poner en riesgo grave la integridad física o moral de otros miembros de la comunidad educativa, que presencie o de las que sea conocedor.


m) La difusión por cualquier medio de imágenes o informaciones de ámbito escolar o personal que menoscaben la imagen personal de miembros de la comunidad educativa o afecten a sus derechos.


n) El incumplimiento de una medida correctora impuesta por la comisión de una falta leve, así como el incumplimiento de las medidas dirigidas a reparar los daños o asumir su coste, o a realizar las tareas sustitutivas impuestas.

Artículo 20.


Se considerarán faltas muy graves las siguientes:


a) Los actos graves de indisciplina, desconsideración, insultos, amenazas, falta de respeto o actitudes desafiantes, cometidos hacia los profesores y demás personal del centro.


b) El acoso físico o moral a los compañeros y las compañeras.


c) El uso de la intimidación o la violencia, las agresiones, las ofensas graves y los actos que atenten gravemente contra el derecho a la intimidad, al honor o a la propia imagen o la salud contra los miembros de la comunidad educativa.


d) La discriminación, las vejaciones o las humillaciones a cualquier miembro de la comunidad educativa, ya sean por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, orientación sexual, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.


e) La grabación, publicidad o difusión, a través de cualquier medio o soporte, de agresiones o humillaciones cometidas o con contenido vejatorio para los miembros de la comunidad educativa.


f) Los daños graves causados intencionadamente o por uso indebido en las instalaciones, materiales y documentos del centro o en las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa.


g) La suplantación de personalidad y la falsificación o sustracción de documentos académicos.


h) El uso, la incitación al mismo, la introducción en el centro o el comercio de objetos o sustancias perjudiciales para la salud o peligrosas para la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.


i) El acceso indebido o sin autorización a documentos, ficheros y servidores del centro.


j) La grave perturbación del normal desarrollo de las actividades del centro y en general cualquier incumplimiento grave de las normas de conducta.


k) La reiteración en el mismo trimestre de dos o más faltas graves.


l) La incitación o estímulo a la comisión de una falta muy grave contraria a las normas de convivencia.


m) El incumplimiento de una medida correctora impuesta por la comisión de una falta grave, así como el incumplimiento de las medidas dirigidas a reparar los daños o asumir su coste, o a realizar las tareas sustitutivas impuestas.

Artículo 21.


1. Los miembros del equipo directivo y el profesorado serán considerados autoridad pública. En los procedimientos de adopción de medidas correctoras, los hechos constatados por docentes y miembros del equipo directivo de los centros tendrán valor probatorio y disfrutarán de presunción de veracidad «iuris tantum» o salvo prueba en contrario, sin perjuicio de las pruebas que, en defensa de los respectivos derechos o intereses, puedan señalar o aportar los propios estudiantes. Todo ello en consonancia con el artículo 124.3 de la LOE y con el artículo 6 de la Ley 2/2010, 15 de junio, de autoridad del profesorado.


2. Para determinar la aplicación de medidas correctoras correspondientes a la comisión de una falta leve, será competente cualquier docente que presencie o tenga conocimiento de la comisión de la falta, dando cuenta a la jefatura de estudios.

Artículo 22.


En la aplicación de las medidas correctoras previstas para las faltas graves serán competentes:


1) El profesorado, para las medidas establecidas en las letras a) y b) del artículo 34.2 del DECRETO 32/2019, de 9 de abril, del Consejo de Gobierno


2) La jefatura de estudios y la dirección, oído el docente, para las medidas previstas en las letras c) y d) del artículo 34.2. del mismo Decreto.


3) La dirección del centro, oído el docente, podrá establecer las medidas recogidas en las letras e) y f) del artículo 34.2.

 

Artículo 23.


La aplicación de medidas para la corrección de las faltas muy graves corresponde a la dirección del centro.


Artículo 24.


En el caso de que tales actos pudieran ser constitutivos de delito o falta penal, la Dirección del centro tendrá la obligación de poner los hechos en conocimiento de las autoridades administrativas y los Cuerpos de Seguridad correspondientes y/o del Ministerio Fiscal.

UTILIZACIÓN DE LAS INSTALACIONES Y ESPACIOS DE LA ESCUELA

Sección Primera: Biblioteca

Artículo 25.


El régimen de funcionamiento de la Biblioteca se regirá por un Reglamento propio, que se puede consultar en la web de la ESCM.

Sección Segunda: Espacios comunes

Artículo 26.


Profesorado y estudiantes del centro tendrán libre acceso a todos los espacios comunes, a saber: vestíbulo, escaleras, pasillos, cafetería, teatro (excepto el tránsito por el escenario) y jardín, siempre que no exista circunstancia excepcional que exija restricciones. La sala del profesorado está reservada a los mismos, a la que tendrán igualmente libre acceso en todo momento. No se podrá fumar en ningún lugar de la ESCM, ni siquiera en espacios abiertos como jardín, patios o balcones.

Artículo 27.


El acceso al centro para personas ajenas al mismo será posible solamente bajo el control del personal de seguridad, quien tomará nota de los datos personales y DNI de la persona que desee acceder y del motivo de la visita.

Artículo 28.


El público que acuda a las representaciones y actos abiertos de la ESCM tendrá sólo acceso a la sala donde se celebre el evento y, en su caso, a los cuartos de baño dispuestos al efecto.

Artículo 29.


Las personas asociadas a la Asociación de Amigos de la Escuela Superior de Canto (AAESCM) tendrán acceso al centro, previa identificación ante los conserjes y personal de seguridad, exclusivamente en el horario establecido por el centro.

Sección Tercera: Teatro y sala de coros

Artículo 30.


La utilización del teatro y sala de coros por parte del profesorado, para representaciones o conciertos, deberá ser siempre oportunamente solicitada a la Dirección del centro, que establecerá los días y horas en los que serán cedidos dichos espacios para un proyecto concreto, tratando de que su aprovechamiento sea máximo y de que puedan ser utilizados de una forma justa y equilibrada por todo el profesorado del centro. La Dirección resolverá igualmente cualquier tipo de conflicto derivado de la utilización de estos espacios.

Artículo 31.


Todas las representaciones y conciertos de la ESCM estarán abiertos al público en general, excepto en las ocasiones en que la Dirección decida, por circunstancias especiales, restringir el acceso. Cuando sea precisa invitación para acceder al evento, profesorado y alumnado, incluidos los participantes en la representación, deberán solicitar sus invitaciones en los plazos que establezca el centro, no pudiendo ser reclamada invitación alguna fuera de dichos plazos en ningún caso. Se establece en principio un máximo de dos entradas por persona y función, pudiendo este número ser restringido o ampliado dependiendo de las características del evento.

Sección Cuarta: Aulas y cabinas de estudio

Artículo 32.


El alumnado del centro dispondrá libremente de las cabinas para su estudio personal. Podrán ocupar cualquier cabina que esté libre durante el horario lectivo del centro durante un tiempo máximo de 30 minutos que podrá prolongarse si ningún otro/a estudiante estuviese esperando para utilizar la cabina. Para su control, se situará un plan horario a la puerta de cada cabina en el que se apuntará la hora de llegada a dicha cabina. Si la Dirección lo estima necesario, podrá establecerse un horario semanal para el uso de las cabinas, donde se inscribirán por estricto orden de llegada.

Artículo 33.


Cuando todas las cabinas estén ocupadas, se podrán utilizar para estudiar las aulas que se encuentren libres, haciendo siempre un uso correcto y cuidadoso de todo lo que en ellas se encuentra, con especial mención a los pianos, y deberá ser abandonada en el momento en que ésta sea necesaria para la actividad docente o cuando el profesorado necesite hacer uso de la misma. Todas las aulas de la ESCM serán susceptibles de ser usadas para el estudio excepto la sala de coros, el foyer, el aula 8 y aquellas que, por motivos especiales, decida la Dirección del centro. El personal auxiliar de control tendrá toda la autoridad para controlar dicha actividad, resolviendo los conflictos que se presenten e informando a Jefatura de Estudios cuando se produzcan abusos.

Artículo 34.


El antiguo alumnado y asociados a la AAESCM que posean permiso para el acceso al centro podrán utilizar las cabinas y las aulas para estudio personal, siempre y cuando éstas no se encuentren ocupadas por estudiantes o profesorado de la ESCM, que tendrán siempre preferencia, y exclusivamente en el horario establecido a tal efecto.

Artículo 35.


Queda prohibido comer y beber fuera de las instalaciones de cafetería y en especial en las aulas y cabinas.

Artículo 36.


La utilización de aulas y cabinas será posible en el horario de apertura habitual del centro durante todo el curso escolar. Para períodos no lectivos será necesaria la preceptiva autorización de la Dirección del centro.

Artículo 37.


Las aulas de la ESCM están reservadas para la actividad docente. Será necesaria autorización expresa de la Dirección del centro, o de la comisión designada por el Consejo Escolar, para cualquier utilización de las mismas por parte del profesorado o estudiantes para actividades ajenas a la ESCM, como ensayos o grabaciones, especialmente si en las mismas participan personas no pertenecientes al centro. Cualquier actividad remunerada, como clases particulares, ensayos pagados, etc. queda expresamente prohibida. Cuando una institución o un particular reciban permiso para la utilización de los espacios de la ESCM, deberá consignarse dicha colaboración en los créditos de la publicidad de dicha actividad, tanto en los soportes en papel como en los digitales.

Sección Quinta: Tablones de anuncios

Artículo 37.


Se hará un uso correcto y adecuado de los tablones de anuncios de la ESCM, respetando los espacios reservados para la información de los diferentes colectivos de la comunidad educativa: profesorado, alumnado, información sindical, etc. Cualquier anuncio que se publique a nivel particular, ya sea por parte de profesorado, estudiantes o persona ajena a la ESCM, deberá exponerse con el visto bueno del personal auxiliar de control y siempre bajo la supervisión de la Junta Directiva. Todos los anuncios irán firmados o debidamente identificados, deberán ser sellados en secretaría y llevarán claramente escrita la fecha de publicación. Un anuncio autorizado y publicado sólo podrá ser retirado por las auxiliares o, en su caso, por la Dirección del centro.

Artículo 39.


El personal auxiliar de control se encargará del mantenimiento de los tablones de anuncios, cuidando de que se encuentren siempre claros y ordenados, y retirando convenientemente aquellos anuncios cuya información haya caducado o esté obsoleta.

Sección Sexta: Otros elementos

Artículo 40.


1.- El profesorado dispondrá de un espacio personal y privado, ya sea una taquilla o un armario, para el material didáctico de uso habitual en el centro, espacio que será asignado por el personal auxiliar de control o, en su caso, por la Secretaría Académica del centro.
2.- La Escuela Superior de Canto pone a disposición del alumnado matriculado durante el curso académico la opción de usar las taquillas según las siguientes condiciones:

    1. Cada taquilla se adjudicará a una única persona. En caso de compartir, por no disponer de un número suficiente para cada solicitante, la responsabilidad se asumirá de manera conjunta.
    2. No se permite el intercambio o traspaso de taquillas sin la autorización de la ESCM.
    3. Las taquillas se cederán exclusivamente por un curso académico, con carácter renovable. Estudiantes de tercer curso recibirán las taquillas de los de cuarto, mediante sorteo, y las taquillas de los de tercero quedarán disponibles para los de primero en rotación de taquillas grandes y pequeñas.
    4. Es responsabilidad del adjudicatario o de la adjudicataria la taquilla en buen estado de conservación. En caso de desperfectos, abonará a la ESCM el gasto de reparación. En caso de pérdida de la llave, la persona responsable deberá costear la copia.
    5. La ESCM declina toda responsabilidad en caso de robo o desperfectos de objetos depositados en el interior. Por ello, se recomienda no guardar objetos de valor o perecederos.
    6. En caso de emergencia o por el uso inadecuado o incumplimiento de las presentes condiciones. La ESCM se reserva el derecho de abrir o, en su caso, anular la adjudicación de la taquilla.
    7. Las taquillas deberán quedar libres, como máximo, el 30 de junio. Si posteriormente a dicha fecha no ha sido vaciada y devuelta la llave de las mismas, se procederá a su apertura. Los objetos y enseres personales retirados serán destruidos.
  1. La adjudicación de las taquillas se regirá por las siguientes condiciones:

 

    1. Los estudiantes interesados en disponer de taquilla durante el curso académico deberán cumplimentar el formulario publicado en la WEB de la ESCM.
    2. Dicho formulario será entregado junto al impreso correspondiente al formalizar su matrícula (basta con mostrarlo, no es necesario aportar fotocopia).
    3. Durante la segunda semana de septiembre, una vez entregadas las solicitudes, se procederá al reparto de las mismas y se publicará un listado del reparto de las mismas y la fecha de entrega. En caso de que hubiera más solicitantes que taquillas, se efectuará un sorteo en el que se extraerá un número a partir del cual se entregarán estas, una vez numeradas las solicitudes por orden de entrega.
    4. Se formará una lista de espera con los estudiantes que no hayan conseguido taquilla. También podrán solicitar a sus compañeros compartir la taquilla adjudicada, (sobre todo las que tienen más capacidad).

Artículo 41.


El profesorado y el PAS podrán hacer uso del teléfono del centro únicamente para llamadas urgentes relacionadas con la actividad académica o con las necesidades del centro. Para evitar ocupar la centralita, las llamadas se efectuarán desde el teléfono del despacho de Jefatura de Estudios, Vicedirección o Secretaría Académica.

Artículo 42.


El profesorado tendrá libre acceso a los ordenadores puestos a su disposición por el centro para uso personal. Se habilitarán también ordenadores para el uso del alumnado. Si la demanda de utilización de los ordenadores fuese lo suficientemente alta, la Dirección podrá establecer unos horarios y un tiempo máximo de uso.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS Y EXTRAESCOLARES

Sección Primera: Representaciones y conciertos

Artículo 43.


Es objetivo fundamental de la ESCM formar futuros profesionales del canto. Por ello las representaciones y conciertos públicos de su alumnado tienen una especial relevancia y, por tanto, contarán con el máximo apoyo de los órganos de gobierno del centro, dentro de la habitual actividad docente.

Artículo 44.


Aparte de las actividades académicas -ya sean conciertos, audiciones o montajes-, organizadas en el seno de una determinada asignatura, que se rigen por las normas establecidas en el currículo y en la programación de los Departamentos Didácticos, distinguimos en la ESCM otros proyectos pedagógicos y artísticos. Estos, propuestos por la Dirección del centro, por iniciativa propia o a sugerencia del profesorado, permiten reproducir un entorno profesional real. Para ello podrán establecerse acuerdos con otros centros, como conservatorios de música o de danza, escuelas de artes escénicas, etc., así como contratar material escénico y humano, con el objetivo de dotarlos de la mayor brillantez y ser presentados en público como ejemplos de la formación impartida en la ESCM.

Artículo 45.


La Dirección designará al profesorado encargado para llevar a cabo estos proyectos de acuerdo con su especialidad y tratando de que haya una participación justa y equilibrada de todo el colectivo. Se podrá establecer un turno rotatorio entre los que deseen participar en ellos.

Artículo 46.


Informados convenientemente todos los miembros de la comunidad educativa del proyecto, el alumnado participante será elegido en audición pública, previa autorización de su profesorado de canto. El tribunal que juzgue estas audiciones estará formado por el profesorado implicado en la representación y la Dirección del centro, o bien la(s) persona(s) designada(s) por la misma a tal efecto.

Artículo 47.


La preparación de estos actos se llevará a cabo, siempre que sea posible, fuera del horario lectivo. Cuando no pueda ser así, se tratará de poner los ensayos en una franja horaria que interfiera lo menos posible en la actividad académica del centro. Para optimizar el tiempo de los ensayos e intentar que no coincida con la actividad lectiva, los ensayos se organizarán por tablilla. No obstante y cuando las circunstancias así lo exijan, se podrá establecer un periodo corto de tiempo en el que los participantes puedan quedar exentos de la asistencia a algunas clases.

Sección Segunda: Cursos y clases magistrales

Artículo 48.


La ESCM fomentará la realización de cursos, conferencias, etc., como complemento a la formación académica del alumnado. En este sentido, tendrán especial relevancia los encuentros con figuras de la lírica o las clases magistrales impartidas por alguna de las mismas.
Cuando el horario de un curso extraescolar o una clase magistral coincida con el horario lectivo del centro, los estudiantes que asistan a dicha actividad quedarán eximidos de su asistencia obligatoria a las clases y asignaturas coincidentes.
La asistencia al curso o clase magistral no será obligatoria para el alumnado. No obstante, el docente podrá, siempre que la actividad incluya aspectos programados en su guía docente, acudir con todo el grupo a las mismas, exigiendo, de esta manera, la asistencia del alumnado.
La Dirección del centro procurará que los cursos y clases magistrales interfieran lo menos posible en la vida académica.

Artículo 49.


El alumnado tendrá en cuenta que todas las obras que aborde, ya sea en clase, en montajes, audiciones o cualquier otro tipo de actividad, deberán ser consensuadas con el profesorado de Canto y Repertorio Vocal, responsables últimos de su formación. En caso de no alcanzar el consenso, la responsabilidad final sería del alumnado, pudiendo expresar el profesorado su desacuerdo, por escrito, ante la Jefatura de Estudios.
Se buscará siempre el máximo acuerdo entre los Departamentos a la hora de decidir las obras a interpretar y los estudiantes que tomen parte en ellas, así como el sistema de selección al cual se podrán presentar libremente. Para ello, se crearán comités que tomarán las decisiones artísticas que se consideren necesarias.
Igualmente se buscarán fórmulas para lograr la máxima coordinación entre los distintos Departamentos que permitan una mejor secuenciación de los montajes con el fin de optimizar el aprovechamiento pedagógico del alumnado.

Redimensionar imagen
Contraste